Sweet Pink: Hunkemöller Awards

miércoles, 21 de marzo de 2018


Esta mañana, leía en un digital, con mucha pena, que a la actriz Selena Gómez (es una niña) la habían machacado a críticas en su cuenta de Instagram por unas imágenes suyas en bikini, paseando en un barco, mientras está de vacaciones en Sydney (Australia). No es la primera vez. Ya le había pasado durante otras vacaciones en México, en la que publicó en su Instagram una foto en bañador, en una tumbona, y le llovieron lindezas como: 'está gorda', 'es un desastre', 'se enloqueció'. De verdad que me quedo perpleja.

En esta última foto, os la voy a describir, se ve a una chica feliz y relajada, pasándoselo bien, con un bikini pequeñito, porque en muchos países, afortunadamente, las mujeres no tenemos que ponernos un burka para tomar el sol; con su cuerpo sano, no con tripita, no; un cuerpo sano y con una enorme cicatriz en la pierna derecha, resultado de una cirugía de emergencia, tras sufrir una complicación en una operación de trasplante de riñón. Yo, si tuviera una cicatriz así, os aseguro que la luciría bien orgullosa. Las cicatrices son marcas de supervivencia. Su respuesta ha sido colgar en sus rrss un vídeo disfrutando de su vida con la frase: 'yo no tengo que demostrarle nada a nadie'. Y yo añadiría: 'y menos en esa chorrada'.

Él nunca lo haría

martes, 13 de marzo de 2018

Recuerdo perfectamente aquel verano del 88, cuando en la televisión apareció un anuncio en el que un coche circulaba por una carretera con un perro en la parte de atrás. De repente, el coche se detenía y se abría la puerta; el perro bajaba, la puerta se cerraba y el coche arrancaba siguiendo su camino, mientras el perro se quedaba allí quieto observando cómo se alejaba. Y mientras, sobre pantalla, aparecía el eslogan 'Él nunca lo haría. No lo abandones'.

Se trataba de una campaña de concienciación, desde la Fundación Affinity, contra el abandono de animales, sobre todo en las épocas vacacionales donde las estadísticas se disparan. Hoy, 30 años después, más de 100.000 perros son abandonados cada año en España. Los gatos tampoco se libran, con cerca de 40.000 abandonos cada año.

Mi perrita Kira tiene 8 años. Desde los 3 meses está conmigo. Es una Schnauzer mini sal y pimienta. Era mi primera vez. Mis abuelos habían tenido toda la vida perros en el pueblito. Recuerdo siempre las regañinas de mi madre porque me pasaba los días metida en la caseta con ellos y acababa siempre llena de pulgas. Pero vivir 24/365 con un animal, era nuevo para mí.

6 regalos sobre el vino para San Valentín

martes, 30 de enero de 2018

Me encanta el vino. Cuando era más joven y salía con mis amigas de bares, siempre me pedía una copa de vino, generalmente blanco. Mis amigas me tachaban de sibarita, pero a mí era lo que más me gustaba. Hoy he ampliado un poco mis bebidas favoritas, incluyendo la cerveza, el gintónic o los mojitos en verano, pero una buena copa de vino siempre está ahí, blanco, tinto o rosado, según el día y el momento.

Tomarme una copa de vino con una amiga en una terraza, mientras leo mi libro favorito o durante un baño relajante al llegar a casa después de una semana caótica, son de mis planes favoritos. Por eso siempre digo que si alguien me tiene que hacer un regalo, una botella de vino o algo relacionado con él, me hace muy feliz.

Como se acerca San Valentín, os quiero proponer 6 regalos que giran en torno al vino con los que, por lo menos a mí, me consiguen enamorar.

Valentina's Jewels, joyas de amor

martes, 23 de enero de 2018

Hace ya tiempo que mi compañera y amiga María José me contaba entre reunión y reunión, entre esperas en el aeropuerto, entre café y café que quería emprender un nuevo proyecto, uno especial que le ilusionara. María José tiene dos hijos pequeños. Mis primitos jajaja. Podéis leer el post en el que os lo conté, aquí. Es una todoterreno. No para quieta. Siempre está maquinando y yo alucino cómo puede hacer todo lo que hace y tener esa cara fresca como una rosa y esa sonrisa siempre. A veces le digo: 'María José, me frustras' jajaja, porque yo no llego ni a un cuarto de su día y estoy agotada. Siempre le pregunto qué se toma y que comparta jajajaja. Es una inspiración para mí. Siempre ha sido así, durante los 13 años que la conozco.

Cuando nació su primer hijo, Jorge, creó junto a su marido y su cuñado una empresa relacionada con el mundo infantil, en la que tuve la suerte de trabajar y aprender muchas cosas de este sector. Años más tarde, nació su hija Valentina y, repitiendo patrón, surge una nueva empresa de la que hoy quiero hablaros. Sí, hay hijos que vienen con un pan bajo el brazo y otros, los de María José, viene con una empresa :-)

Descuentos para tu boda con BodaMás de El Corte Inglés

lunes, 8 de enero de 2018

Recuerdo perfectamente la noche del 5 de enero del año 2011, cuando Los Reyes Magos me dejaron debajo del árbol un anillo de compromiso. En ese momento mi marido y yo empezamos a organizar nuestra boda y nos casamos el 7 de octubre de ese mismo año. Hoy, recién inaugurado el 2018, pienso en todas aquellas futuras novias que han brindado en Nochevieja, ilusionadas porque entraban en el año de su boda. Igual hasta a muchas, Papá Noel y/o Sus Majestades, les han dejado, como a mí, un anillo bajo el árbol.

En aquel entonces, yo desconocía la existencia de BodaMás, el servicio de organización y listas de boda de El Corte Inglés, y lo cierto es que me hubiera venido genial. ¿Sabéis por qué? Porque organizar una boda es un proceso que está lleno de momentos mágicos pero también de otros más estresantes, y con BodaMás podéis tener esa ayuda extra que os haga las tareas de organización más fáciles y, además, un montón de ventajas que os van a interesar, como por ejemplo, que os podréis ahorrar hasta un 10% en todas vuestras compras durante un año y medio (6 meses antes de la boda y hasta 12 meses después) en prácticamente todos los departamentos de El Corte Inglés: joyas, complementos, decoración y... ¡hasta todo lo que necesitas para vuestro futuro bebé!

Feliz 7+1; Feliz Año Infinito

domingo, 31 de diciembre de 2017

Y así, como quién no quiere la cosa, llegamos, nuevamente al último día del año. Recuerdo hace exactamente 365 días atrás, cuando pensaba en el 2017 y sabía que cosas buenas iba a traer mi 7 de la suerte. Y así fue. Este año al que le quedan horas ha sido maravilloso, para mí y para mucha gente que quiero. Sin embargo, no ha sido así para todo el mundo. Para otros no funcionó mi 7 de la suerte, y de todas, todas, este 2017 ha sido el peor de sus vidas, el que nunca hubieran ni tan sólo haber podido atisbar mientras se comían las uvas de, qué ironía, la suerte.

Lo siento tanto. Lo siento tantísimo. Mi 7 de la suerte no llegó a todo el mundo. Pero ya os expliqué el año pasado que es así y, por mucho que me duela, va a seguir siendo así. Es la Teoría de los Equilibrios: para que a unos les vaya bien, tiene que haber otros a los que les vaya mal. Y esto es de esta manera siempre, cíclico. Aunque, también os lo conté, no siempre funciona en la misma dirección. Y llega un momento en el que cambian las tornas y a aquellos a los que les fue mal, les empieza a ir bien. Sí, y al revés, no se puede hacer nada, funciona así.

Pequeñas mentiras y otras historias de Navidad

viernes, 22 de diciembre de 2017

A veces digo mentiras. Lo confieso. No son grandes ni graves. Son pequeñas mentiras que me ayudan a hacer feliz a la gente. A veces, una pequeña mentirijilla puede resultar de lo más efectiva. A mi me funciona. No me gusta la gente de 'yo es que soy súper sincera', y ya con eso dice siempre todo lo que le parece. Si alguien va un día a la peluquería y se hace un cambio de look radical y pregunta '¿me queda bien?', esa persona súper sincera responde 'estás feísima, te queda fatal'. ¿Es necesario? Al final, creo que somos muy sinceros con muchas cosas que son absolutamente subjetivas. Os diré algo. Esa persona está deseando que le digas, 'estás guapísima, me encanta'. Y ella feliz y yo más. ¿Que iré al infierno? Pues correré el riesgo entonces. Nadie me ha contado todavía que en el infierno se esté mal.

Hace unos días, una de mis mejores amigas, a la que quiero con todo el corazón, recibió lo que parecía una muy mala noticia. Ella lo tomó así y se le cayó el mundo encima. Así que le dije una mentira. Le dije 'mira, que yo conozco a alguien que le ha pasado lo mismo y al final no fue nada; que eso es normal; que pasa mucho y luego desaparece; de verdad te lo digo, hazme caso'. Y se tranquilizó (un poco) y al final, resultó que no era nada. ¿Y si hubiera sido? Pues entonces ya nos hubiéramos preocupado, hubiéramos llorado y lo que hubiera hecho falta. Pero así ganamos algo de tranquilidad; ganamos unas gotas de esperanza. Os puedo asegurar que me he medido la nariz y no me ha crecido.
Con la tecnología de Blogger.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Back to Top