viernes, 14 de diciembre de 2012

La Boda de A&Y: Una Boda en Sevilla

Hoy voy a inaugurar la sección de "Mis Bodas" ¡qué ya tocaba! :-) En esta sección os voy a hablar de bodas a las que he asistido o bodas a las que no he asistido pero que me parecen muy interesantes.
 
Y la primera en asomarse a mi Lab es Yolanda. La conozco casi de toda la vida. Desde muy pequeñitas hemos ido juntas al colegio (de monjas y sólo para señoritas :-)) y luego, cuando cada una ha seguido su camino, gracias a las redes sociales, hemos vuelto a encontrarnos.
 
Antes de enseñaros su boda quiero darle las gracias, a ella y a su marido, por compartir conmigo y con todos los lectores del blog algo tan importante como es su boda y su historia de amor (sí, soy una romántica perdida, ¡qué le vamos a hacer!).
 
Yolanda y su marido Antonio se conocieron hace 10 años en República Dominicana. Antonio es sevillano y Yolanda catalana. Cuando llevaban 9 meses de relación a distancia Antonio se trasladó a Barcelona y desde entonces nunca más se han separado. Y se casaron. Un mes de agosto en Sevilla.
 
 
 
¿Os he dicho alguna vez lo que me gusta el Sur? Soy catalana, hablo catalán y bailo sevillanas; soy fan de los Siempre Así, he ido a conciertos de La Pantoja, me encanta el rebujito (vino de manzanilla con Sprite)  y me gusta más un lunar y unos volantes que a un tonto un lápiz :-)
 
Pero pocas cosas puedo imaginar más calurosas que un agosto en Sevilla. Un día, hablando con Yolanda, me dijo "Antonio es de Sevilla y lo ha dejado todo por venir a Barcelona. Qué menos que nos casemos en su ciudad". Pues me pareció de lo más coherente y comprensivo. El amor...
 
Aunque todas las novias estamos guapísimas el día de nuestra boda, yo tengo muy claro el tipo de novia que me gusta. Y Yolanda es una de ellas. Me encantan los vestidos sencillos, y cuando ví el de Yolanda me encantó. Es un modelo de Manuel Mota para Pronovias un poco customizado jijiji, porque iba cogido al cuello y Yolanda lo adaptó a su gusto para dejarlo en palabra de honor. Como véis es un modelo sencillo, de seda brillante, con cola.
 
A mí personalmente no me gustan las novias con velo. Pero si me casara en Sevilla... no sabría qué deciros... seguramente creo que me gustaría llevar una mantilla como la que llevó Yolanda, sujeta con una peina de plata vieja de Luchi Cabrera.
 
 
 
Otra de las cosas que me gusta en una novia es una cara despejada. Yo lo tenía muy claro, ¡ni un pelo en la cara jejeje!. Y por eso también me gusta Yolanda, porque llevaba el pelo semirecogido, pero con la cara bien despejada.
 
 
Pero hay más cosas que me gustan de la boda de Yolanda. Su ramo de novia; un ramo de rosas rojas. Además, ya sabemos que según la zona de España hay unas u otras tradiciones en cuanto a las bodas. Yolanda se casó en Sevilla, pero quiso llevarse algunas de las tradiciones catalanas y unirlas a otras más típicas de las bodas del Sur.
 
 
 
Ya véis que el maquillaje es muy suavito y que sólo lleva unos discretos pendientes. Me parece un conjunto muy adecuado, para el tipo de novia y para el lugar en el que se casó.
 
Y se casaron en la Iglesia de los Gitanos de Sevilla, porque Antonio pertenece a su Hermandad. Y lo celebraron en una hacienda en un pueblecito cerca de Sevilla, en la Hacienda Azahares. Preciosa. Además, durante la velada el flamenco fue la banda sonora de la boda, con una mención especial a La Salve Rociera, cantada por un coro rociero a la llegada de la hacienda. ¡No puede haber algo más emotivo!
 
 
 
Cuando te casas en Sevilla y con un sevillano... ¡tienes que bailar sevillanas! Yolanda aprendió por amor y desde aquí, y por experiencia propia, tengo que decir lo complicado que resulta bailar sevillanas con un traje de novia (yo por poco me mato jijiji, eso sí, muy dignamente :-)
 
 
Antonio lleva un traje de Carlo Pignatelli. Debo confesar que tengo una relación amor-odio con esta firma de moda de ceremonia y fiesta para hombre. Este diseñador se caracteriza porque sus trajes suelen ser bastante brillantes. Reconozco que hay algunos diseños que me encantan y otros que no me gustan nada. El que lleva Antonio me gusta y el que llevó mi amigo Jonhy en su boda también. Pero hay algunos que me resultan demasiado estridentes. Aunque para gustos, colores.
 
 
Hay otra cosa que me une a Yolanda y es que ella, al igual que yo, el día de su boda no pudo estar con una de las personas más importantes para una novia. De presencia, pero sí de pensamiento. La vida... Nunca nadie se va para siempre mientras permanezca en el recuerdo
 
Y por esto, y por todo lo que os he explicado, Antonio y Yolanda, y su preciosa boda en Sevilla son mi primera pareja de "Mis Bodas".
 
 
 
¡Qué viva el amor! y ¡Qué viva Sevilla!
 

4 comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Blogging tips