martes, 22 de octubre de 2013

Mis Consejos Para Elegir el Vestido de Novia

Mi amiga Penélope se casa. Es una boda muy especial porque Penélope es alguien muy especial para mí. ¡Y además voy a ser testigo de boda! Así que estoy emocionada :-) Estos días hemos ido a la caza y captura de su vestido de novia. Me ha hecho revivir muchos momentos, casi tres años atrás, cuando yo buscaba el mío (que podéis ver AQUÍ  y AQUÍ), y creo que en estos años he desarrollado un súper poder que me hace saber en dos segundos si un vestido sí es o no es para esa novia :-) Yo lo tuve siempre bastante claro y no tardé mucho en encontrarlo. Quería algo sencillo, que pareciera antiguo, que me marcara las curvas de las que tan orgullosa estoy y que me hiciera sentir cómoda. Y lo encontré. Pero he comprobado que ese sentido de lo que va o no va con alguien lo he mejorado mucho. 


La verdad es que Penélope es una novia fantástica, que tenía muy claros algunos de los consejos que voy a daros, con lo que ha sido muy fácil. Os prometo que era que la asesora de la tienda o boutique le empezara a poner un vestido por la cabeza, que yo ya decía: "Este NO". ¡Y era que NO! Y lo hemos encontrado. Mi querida Pe ya tiene su vestido de novia, un vestido precioso totalmente ella y que esperará a ver la luz 8 meses :-)


Quizás no os sirvan a todas, pero como muchas me preguntáis muchas cosas sobre el momento de buscar y elegir vestido de novia. Aquí van mis recomendaciones.

Uno de los puntos más importantes, yo por lo menos creo así, es el presupuesto. Decidid el dinero que queréis o podéis gastar en el vestido de novia y ceñiros a él. No os probéis vestidos por encima de ese presupuesto porque lo pasaréis mal si luego os enamoráis de ese vestido. Hay preciosidades de vestidos de todos los presupuestos. Os recomiendo que sigáis este consejo para no llevaros disgustos innecesarios.

Muchas me preguntáis con cuánto tiempo de antelación debéis empezar a buscar vuestro vestido. Yo empecé a buscarlo en enero de 2011 y me casaba en octubre de ese año. Penélope lo ha empezado a buscar este mes de octubre y se casa en junio del próximo año. Por lo que yo os diría que 8 meses son suficientes para encontrar vestido de novia.


Os aconsejo mirar revistas de novia, blogs especializados, catálogos... ahí podréis ver multitud de vestidos y modelos sin salir de casa, cómodamente descansando en el sofá con un coffe, y coger ideas de lo que os gusta o lo que no os gusta en vestidos de novia.  

Haced una lista de tiendas a las que os queréis ir a probar vestidos y crearos una agenda de citas. En la mayoría de sitios necesitáis reservar día y hora así que tendréis que llamar para hacerlo. De esta manera os aseguráis tener un tiempo sólo para vosotras y no arriesgaros a llegar allí y tener que esperar horas.

El tema de los acompañantes para mí es crucial. Sí, lo sé. En muchos casos a mirar vestidos quiere ir la mamá, el papá, las hermanas, la abuela, la suegra, la cuñada, las amigas, la prima del pueblo... A ver, obviamente es vuestro momento y vosotras decidiréis cómo queréis que sea. Si queréis ir con un séquito de 15 personas, y eso os va a hacer felices, hacedlo. Pero mi consejo es que contra menos personas, mejor. Lo ideal para mí es un par.


Piensa en la época en la que te casas y en el tipo de ceremonia que quieres tener a la hora de elegir el vestido. Aquí lo mismo. Al final os tenéis que casar como vosotras queráis, pero elegir un vestido de megaprincesa para una boda en la playa quizás no es lo más acorde aunque... ¡es vuestra elección!

Llega un momento en el que hay que decidirse. No podéis estar probando vestidos eternamente, así que, cuando veáis un vestido que os guste, que os haga sentir especial... ¡compradlo! No tengáis miedo, claro que pudiera ser que al cabo de un mes veáis en algún escaparate otro que os guste mucho también, pero entonces, ¡nunca os decidiríais! ¿Sabéis lo que ha tardado mi amiga Penélope en comprar su vestido? ¡Dos semanas! Pensad también que una vez lo tengáis... ¡una preocupación menos!

Otro de los aspectos muy importantes para mí a la hora de escoger un vestido es la comodidad. Tenéis que tener en cuenta que vais a llevar el vestido muuuuchas horas y tiene que ser cómodo. Tiene que resultaros cómodo. El nivel de comodidad es diferente para cada una de nosotras. Yo me probé un vestido precioso, de encaje, con corte imperio con unas manguitas de tul. Era preciosos pero... me molestaba el tul. Tengo la piel muy sensible. Así que para mí no era cómodo. Vestidos con mucha pedrería que pesan mucho, colas interminables que molestan, vestidos muy ajustados... Pensadlo bien.


Cuando ya tengáis los zapatos de novia y la ropa interior, llevadlo todo a las pruebas del vestido, para que veáis cómo os sienta todo. Mi amiga Penélope tiene dudas sobre si se recogerá el pelo o lo dejará suelto. Mi consejo es que, en la medida de lo posible, hagáis coincidir una prueba de peinado con una del vestido y así veréis el efecto global del peinado con el vestido, y podréis decidir mejor si os gusta o no.

Seguramente habréis leído o os habrán dicho que según la altura, el cuerpo, la cadera, los hombros... hay unos vestidos que os quedarán mejor que otros. Es cierto. Pero no dejéis de probaros vestidos que os gusten, aunque se salgan de esas pautas. Al final, lo único que importa es vuestra opinión y si vosotras os veis guapas y estupendas... ¿pues por qué no?

Estos son básicamente mis consejos. Como os decía son los que me funcionaron a mí y lo que yo siempre explico cuando me preguntan. Pero al final, vosotras sois las novias y las que mandáis :-) Estaréis fabulosas.



¡Feliz búsqueda y mucha suerte princesas!

Nota: las fotos de este post son de pinterest

Image and video hosting by TinyPic

2 comentarios:

  1. Que razón tienes... por mucho que te digan,... da igual cualquier cosa de esas,,, al final solo hay uno que te hace sentir novia.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Blogging tips