martes, 27 de mayo de 2014

Desfile de Jordi Dalmau 2015 en la Pasarela Gaudí Novias


Aunque la Pasarela Gaudí Novias ya queda un poco lejos, no puedo dejar de hablaros de uno de los desfiles que tanto bloggers, periodistas como público en general ansiamos que llegue edición tras edición y que tuve la suerte de vivir en directo. Cada año voy notando más que los diseñadores intentan dejar a un lado la simplicidad y monotonía de presentar vestidos con modelos que van y vuelven en linea recta sobre una pasarela, para dar paso a espectáculos en estado puro. Y sin duda, si hay un rey del show sobre la pasarela ese es Jordi Dalmau.

Lo esperamos como agua de mayo cada año. La pasada edición nos dejó a todos con la boca abierta presentando su colección Elixir (podéis verlo aquí) y siempre pensamos que no será posible, que no va a poder sorprendernos nuevamente, que ya ha tocado su techo. Pues no. Llega una edición más y se supera. Y lo hizo montando un espectáculo al más puro estilo Broadway acompañado por los actores y bailarines del Teatro Principal de Barcelona. ¿Sabéis que Jordi era mecánico en el taller de su padre? Siempre pienso si en aquellos tiempos se podía llegar a imaginar que un día crearía ilusiones para novias y a la vez para un público totalmente entregado y que lo adora. No tiene vergüenza y supongo que por ello está desfilando en la Barcelona Bridal Week desde el 2009, cuando convenció a los responsables que un aprendiz de mecánico y luego florista tenía que estar allí. Si va a ser verdad eso de que los sueños se cumplen si te lo trabajas duro y le echas cara.

Así que se apagaron las luces y tachán!, ahí estaba él junto con los bailarines para presentarnos su Euphoria, su colección más vitalista, más energética... empezando a sonar las notas del Music de John Miles, una de mis canciones favoritas porque para mí la música también es un elemento muy importante en mi vida (¿os he dicho que me gusta cantar? :-)) y no podría vivir sin ella. In this world of troubles, my music pulls me through. Exáctamente. Así que ni había empezado y a mí ya me tenía ganada. 

Y luego aparece ella, la pequeña Iris (que ya no es tan pequeña) pero que hemos visto hacerse mayor sobre la pasarela, porque ha heredado de su papá esa pasión por el mundo de las novias y el espectáculo. Con sus alitas como papá y su sobrefalda de tul. Bonita y risueña como el resto de modelos que empezaron a aparecer animando al personal, sonriendo, aplaudiendo. Me gustan las modelos de Jordi Dalmau porque sonríen. Porque no son inertes, porque lo viven y lo sienten como su director. No os voy a engañar. Cada año espero impaciente ese momento de "faldas fuera". Me encanta. ¿Sabíais que ese sistema de sobrefalda está patentado por él? Me encantaría haber visto la cara del juez cuando le presentaron el "invento". Tengo yo algún día que ponerme uno de los vestidos de Dalmau y vivir esa sensación de quitarme la falda. Yo que soy también un poco teatrera y amante del showbusiness :-) 

Volviendo a la nueva colección, con Euphoria Dalmau nos traslada a principios del siglo XX, época del cabaret y las fiestas clandestinas, y en la que intervienen los barcos que atracaban en el 1900 en el puerto de Barcelona y cuyos pasajeros abandonaban a sus mujeres para ir a la sala Latino, donde asistían a escenas de destape. Está tan bien traído: la música, el teatro, las modelos quitándose divertidas las faldas... todo para rememorar una época de euforia.

En su nueva colección el amarillos, blanco y negro toman un claro protagonismo, y los acompañan los ya tradicionales granates, dorados, verdes o azules en sedas, transparencias, encajes, tules, guipures… para novias divertidas, modernas y atrevidas que no quieren renunciar a la elegancia y la sofisticación.

Además de las ya características faldas de tul de quita y pon (marca de la casa) volvimos a ver los también tradicionales corpiños, con grandes escotes y falditas y pantaloncitos cortos con algunos brillitos y pedrería.

No sé si desde mi visión de periodista os puedo haber transmitido lo que yo sentí esa tarde, pero aún así, os invito a ver el desfile, si no lo habéis hecho ya, en el vídeo que os dejo al final. Subid el volumen del ordenador y coged palomitas porque es puro espectáculo. Ahora sólo pienso en el show del próximo año. Estoy segura de que la cabecita de Dalmau ya piensa en ello :-) 

Image and video hosting by TinyPic

1 comentario:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Blogging tips