miércoles, 10 de diciembre de 2014

All I Want For Xmas Is You


Cada año mi carta a Papá Noel es más corta. Con el paso del tiempo, y por las circunstancias de la vida, he aprendido a vivir con muy poco. He aprendido que no necesito tener cien pares de zapatos, ni cien bolsos, ni cien perfumes, ni cien vestidos. He aprendido que con poder hacer frente a los pagos y a las necesidades básicas tengo más que suficiente. Y lo más importante, es que he aprendido a vivir así feliz. Siempre cuento, porque no me avergüenzo en absoluto, que antes me pasaba la vida comprando. No había día que no volviera a casa con algo. Incluso lo escondía al llegar a casa para que ni mi madre ni mi marido años después, me lo vieran. Mi madre siempre me decía que estaba enferma, y yo siempre le decía que no hacía ni tenía nada que otras no tuvieran. Pero realmente, con el paso de los años, me di cuenta de que, en mayor o menor grado, tenía una adicción. 

Esto es lo que me regaló la crisis. Al principio no lo vi, pero hoy sé que gracias a ella, mi vida se convirtió en mucho más rica y más llena, qué incongruencia, ¿verdad? Porque hoy valoro las pequeñas cosas como nunca lo había hecho. Hoy sigo comprando, pero sólo algún caprichito de vez en cuando, que por otro lado, también es necesario. Pero ya no soy aquella de antaño y eso me hace sentirme muy orgullosa de mí misma. 

Así que este año me apetecía tener unas fotos navideñas con lo que más quiero en este mundo y lo único que necesito por Navidad: mi pequeña Kira. Y para esas fotos elegí a una de mis fotógrafas favoritas, a Gala de 274Km Fotografía. Adoro las fotos de Gala y Sergio. Las veo y me transmiten algo mágico, algo que traspasa el papel o la pantalla y me hace soñar. En segundo lugar, me gustan porque los he visto colgados de los árboles y seguro que harían el pino puente si fuera necesario por conseguir la foto perfecta, cosa que otros fotógrafos más "comodones" sólo se preocupan por encuadrar y disparar. Y por último, su estudio es pet friendly, es decir, que los perritos son bienvenidos. Yo respeto que cada uno decide quién entra en su casa. Pero yo también decidiré entonces en casa de quién entro y de quién no. Mi pequeña Kira es mi bebé. Y os aseguro que se porta igual o mejor que cualquier niño. Las familias, y más en los últimos tiempos, son muy dispares. Esta es la mía, de momento, y para mí es lo más importante. Es mi ilusión, mi alegría, mis ganas de vivir cada día, mi refugio cuando estoy triste o he tenido un mal día. Aunque tenga cuatro patas y no hable mi idioma. Pero yo he aprendido a entenderla. Ella es mi mundo, en el que me sobran los zapatos, los bolsos, los perfumes, las joyas... Y ella es lo único que quiero por Navidad.

Mi marido y yo llegamos al estudio de 274Km con Kira una mañana lluviosa y fría en Barcelona. El espíritu navideño se había adueñado del loft y Kira olfateó minuciosamente cada rincón. No os voy a engañar. Al final, Kira no deja de ser un animal y no entiende como nosotros. No se puede pretender que pose delante de una cámara como lo haría cualquiera. Pero un poco de paciencia, mucho cariño, el ojo de Gala, y alguna que otra galletita de Santa hicieron posible unas fotografías maravillosas que quiero compartir con vosotros. No soy una persona muy navideña. Mi padre murió un mes antes de Navidad, hace ya 20 años, y desde entonces es una época que me cuesta. Pero ella hace que cada día de mi vida sea Navidad. Felices Fiestas. 

Image and video hosting by TinyPic

16 comentarios:

  1. Sonia, precioso post y preciosas fotos! te entiendo perfectamente, yo tb amo a mi perrita! un besote guapa. Vero

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Vero! La verdad es que las que tenemos perritos lo entendemos muy bien, ¿verdad? :-)

      Eliminar
  2. Cuanta razon con tantas cosas... Que hoy en dia es cierto que hay familias de todo tipo, y Kira es la vuestra. Que es cierto que a veces buscamos la felicidad en lo material, y la vida tiene cosas muuucho mas bonitas y mas motivos para ser feliz. Aunque sea una epoca dificil me alegro se que hayas aprendido a disfrutarla. Un beso y enhorabuena por el post! Aahh y las fotos son preciosas. Muak

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Elena, la verdad es que las épocas difíciles nos ayudan a sacar nuestro lado más superviviente. Gracias por tu comentario guapa. Besitos.

      Eliminar
  3. Literalmente se me han saltado las lágrimas al leerte, Sonia!!! Me siento muy identificada contigo al leerte. A mi la crisis también me ha regalado aprender a valorar lo que es más importante, que son aquellas pequeñas cosas que muchas veces no se pueden tocar, así que en cada palabra tuya me he visto reflejada, aunque mi alegría no suene a ladrido sino a maullido. ;-)
    Estais guapisimos los 3, especialmente, Kira jejejeje.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mil gracias bonita, me alegro mucho de que te haya gustado :-)

      Eliminar
  4. Bueno, bueno, bueno... me encantan estas fotitos!!! Estáis guapisimos todos, Kira está ideal!!! Y Sonia, yo también he tenido esa enfermedad de la que hablas, y yo que trabajo en el centro con todas esas tiendas!!!! yo sigo en rehabilitación!!!! ;p Pé

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí querida, tú también eres un poquito del club jejeje, aunque en mis mejores tiempos no me ganabas :-) Besitos amiga :-)

      Eliminar
  5. Sonia, qué bonito post, se nota que son palabras de verdad! A mi tampoco me gustan mucho las Navidades, ya me faltan muchos seres queridos y siempre me pongo tristona, tan sólo mi Trini (mi querida gatita) me saca una sonrisita y por supuesto ella también tiene su particular cena navideña! Me he identificado mucho contigo, porque hace unos cuantos años trabajaba por cuenta ajena con un buen sueldo y gastaba muchísimo, luego cuando lo dejé y me puse por mi cuenta pasé muchos años malos malísimos en el que tan sólo ir a hacerme el color a la pelu era un lujo, y me di cuenta de que tampoco necesitaba tantas cosas materiales y sí muchas espirituales, adopté a mi gatita callejera, la cual alimenté a biberon como un bebé de verdad y empecé a dedicarme al que ahora es mi actual trabajo, vale, trabajo el doble y no tengo ni la mitad de dinero que entonces, pero tengo un amore que entonces no existía y una gatita que es un amor! Y por supuesto de vez en cuando algún caprichillo, que digo yo que para eso trabajamos!
    Muchísimos besitos y feliz Navidad!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay amiga, que gracia lo de la pelu, porque yo que iba cada mes, pasé a ir cada año, y en lugar de ir yo llevaba a Kira :-) No me digas que eso no es amor. Por suerte ahora las cosas son diferentes aunque yo continuo teniendo la misma actitud, pero mejor pelo jajajaja Y un McDonalds para llevar con una peli en el sofá de casa acurrucadita con mi marido y la chuchi en medio, por supuesto, continúa siendo la mejor cena y el mejor de los planes :-) Lo del caprichito de vez en cuando, por supuesto, es fundamental. Besitos linda!

      Eliminar
  6. Qué bonito Sonia, tienes que pasarme el contacto de esta fotógrafa ;-) A mi una taza de Navidad me hace más ilusión que cinco bolsos. Feliz Navidad, eres la mejor

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro, te encantará Gala. Y un bolso de vez en cuando es necesario :-) Gracias amiga. T'estimo.

      Eliminar
  7. Unas fotos chulísimas! Y la historia también, creo que es imprescindible encontrar el equilibrio ; )

    muacarmen.blogspot.com

    ResponderEliminar
  8. Qué bonito Sonia! Todo el mundo deberíamos valorar mas lo que tenemos y no lo que quisiéramos tener, seriamos más felices. Para mi la Navidad si que es una época que adoro, me encanta ver todo decorado y ese espíritu que le sale a la gente, esa alegría y esa ilusión, porque aunque sea poco lo que esperas siempre hace ilusión recibirlo. Me encanta tu sesión con Kira, yo si que veo que posa muy bien jeje.

    Besito familia! :)

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Blogging tips