miércoles, 14 de octubre de 2015

Cómo elegir el anillo de pedida perfecto


Mi pedida de mano no fue bajo la Torre Eiffel en París, ni paseando en góndola por los canales de Venecia, ni en el último piso del Empire State en Nueva York. Mi pedida de mano fue en casa, en pijama, la noche de Reyes. Y fue perfecta.

Desde ese día siempre llevo mi anillo de pedida, un sencillo solitario de oro blanco con un pequeño diamante. Muy yo, muy cómodo, muy discreto y precioso :-)

Y es que, aunque no lo parezca, elegir un anillo de pedida no es algo tan sencillo y tan al azar como, a priori, pudiera parecer. Hace un par de años, en mi último viaje a Salamanca junto a mi marido, buscábamos una joya especial y llegamos hasta las Joyerías Aresso. Allí me indicaron algunos tips a la hora de escoger el anillo de compromiso perfecto que hoy quiero compartir con vosotras, y con vosotros principalmente jejeje, porque estoy segura de que os van a resultar muy interesantes.

  • Está claro que un anillo de pedida tiene que ser del gusto de la novia. Y ya sabemos que no podemos ir a comprarlo con ella. O sí, pero en la mayoría de los casos es sorpresa así que tenemos delante el momento de prueba de fuego para demostrar cuánto conocemos a nuestra futura mujer. Aunque una ayudita no viene nunca mal y siempre podemos apoyarnos en los consejos de la hermana o de su mejor amiga, ¿verdad?
  • Buscar en sus joyeros puede ayudarnos en la elección: si tiene más joyas de oro blanco o amarillo, si es más de vintage o de moderno, si le gustan grandes o discretos, si los prefiere con un toque de color en la piedra... Eso sí... ¡discreción siempre! ;-)
  • También tenemos que fijarnos en sus manos y en sus dedos, si son más finitos o gruesos le quedará mejor un tipo u otro de anillo. Y también en su tipología de vida y su día a día. Si la idea es llevarlo siempre, un anillo voluminoso quizás sea más complicado dependiendo de su profesión o dedicaciones diarias, por ejemplo. 
  • Es importante conocer las alergias de la novia. El oro que compramos no es puro y tiene trazas de níquel. Si la destinataria fuera alérgica al níquel necesita un anillo que tenga, por lo menos, 18 quilates de oro. 
  • No te equivoques con la talla. Si le queda un poco grande aún, pero si no le entra... ¡romperás la magia del momento! Llévate un anillo que sepas que le va bien y también, piensa en la época del año. En verano los dedos se hinchan más con el calor y en invierno los tenemos más finitos.
  • Diamons are the girls' best friends. Si te decantas por un diamante, déjate aconsejar por los expertos en cómo debe ser (corte, claridad, color, quilate...). En las Joyerías Aresso son expertos en este tipo de cristales preciosos y os podrán dar todo tipo de detalles.
  • El presupuesto es importante y no tiene que aguar este momento tan importante en la vida de un novio. Existen miles de opciones preciosas adaptadas a nuestras necesidades económicas. Y en este sentido en Joyería Aresso tiene precios buenísimos. Echad un vistazo a su web.
  • Elige una joyería de confianza, en la que sepas que te van a asesorar bien, que te van a aconsejar, que no te van a poner ningún problema post venta y que vas a salir con el anillo de compromiso perfecto.

Y por último, después de estos consejos que espero que os orienten y os guíen al acierto, sólo me queda desearos... ¡mucha suerte!

Image and video hosting by TinyPic

1 comentario:

  1. ¡Cuanta razón tienes en tu articulo! Hay que fijarse bien en las manos de la novia y en su dedos y mirar algunas medidas de anillos que ya tiene. En mi caso fue algo muy especial , pero, lamentablemente falló la medida!jijiji Yo estaba por irme de viaje unos dias y en el aeropuerto mismo , me cogió por sorpresa y sacó la cajita maravillosa delante de todo el mundo! La cosa acabó en muchas risas , por que el anillo me entró forzado , pero luego, para sacarlo...¡madre mia! Tuvo que ir a cambiarlo ...¡Muchas gracias por tus consejos, esta genial el articulo! Un saludo

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Blogging tips