martes, 19 de enero de 2016

Mis 10 planes navideños (o no) favoritos


El día 22 de diciembre, salí de la oficina al mediodía, para comer con mi compañera Rosa, que trabaja con María José y conmigo desde Miami. Obviamente estaba en Barcelona para pasar las fiestas en familia y quisimos vernos para charlar y felicitarnos las fiestas. Esa mañana recuerdo que me levanté con un poco de dolor de cuello y un poco de afonía, pero no le dí mayor importancia. Me fui a la oficina, estuve trabajando, incluso haciendo unas fotos con un cliente... y normal.

Al mediodía, fui a reunirme con Rosa y ya empecé a encontrarme mal; me noté pesada, cansada, me dolía todo, tenía de pronto un calor inmenso y me quitaba toda la ropa que podía, hasta que me entraba un frío tremendo y me ponía hasta el abrigo. No pude acabar el segundo plato, les pedí que me lo pusieran para llevar, despedí a Rosa con mucha penita por no haber estado al cien por cien en nuestra cita, cogí un taxi (aunque la verdad es que vivo realmente cerca de la ofi, pero me veía incapaz de llegar) y me fui a casa. Mi marido me tomó la temperatura y el termómetro lo confirmó. 38 ºC :-( Y llegó durante la tarde a 38,5 ºC. Me metí en la cama y desde ese día hasta realmente hoy no he vuelto a estar del todo bien. Conclusión, que me he pasado las Navidades malita. Aún así, y ya lo habéis visto en mi Instagram, no me he quedado quieta y he disfrutado, aunque fuera a medio gas, de un montón de planes en Barcelona chulísimos que os cuanto a continuación, porque son planes que yo hice en Navidad pero que son perfectamente vigentes en cualquier momento.

1. Ver el musical 'La Fuerza del Destino' de Nacho Cano.


Sabéis las que me seguís que una de mis grandes pasiones es cantar y bailar. Me habéis visto hacerlo ya varias veces junto al equipo de Baila Tu Boda,  aquí, aquí y aquí, así que os podéis hacer una idea de lo mucho que me gusta ir a ver un musical. Las pasadas navidades, aunque un poco malita, pude disfrutar de La Fuerza del Destino en el Teatro Coliseum de Barcelona. La última vez que estuve allí fue en un concierto con mi madre de Isabel Pantoja. Sí, así os lo digo, y además también os diré que disfruté mucho. Pero esta vez la disposición era muy diferente.

El teatro se había convertido en un night bar club, con mesas redondas individuales en la platea, con lamparitas de luz ténue, y camareros que te servían una copa de vino mientras disfrutabas de las canciones más emblemáticas de mecano. Y no sólo eso. Durante el pase los actores invitaban al público a levantarse de la silla y cantar y bailar con ellos. Os aseguro que, aún en mi estado, lo dí todo y casi me quedé sin voz :-) Si como yo sois fans de Mecano, os lo recomiendo muy mucho. Podéis consultar su gira aquí.

2. Hacer una sesión de fotos en familia en 274Km.


Cada Navidad vamos al estudio de Gala de 274 km a jugar y a hacernos unas fotos divertidas y amorosas como sólo ella sabe captar. Ya os enseñé esta preciosa sesión aquí, con mi post sobre lo que realmente quería en Navidad, y que si no lo habéis hecho, os invito a leer y a reflexionar, porque lo que digo sirve para cualquier época del año. Como también lo es el hacerte una sesión de fotos con tu novio, tu marido, tus hijos, tu madre, tu mascota... Y por supuesto, os recomiendo a Gala porque es de las mejores.

3. Tomarte un éclair en Victoria's Cake.


Conozco Victoria's Cakes (C/ Laforja 15-17) porque tengo una amiga que vive justo al ladito y siempre que voy a visitarla se me van los ojos con las riquísimas cosas que hay en el aparador. Estas navidades tuve el placer de compartir una tarde con Victoria y degustar sus éclairs, unos pastelitos de origen francés de principios del siglo XIX, cuyo nombre significa “relámpago” o “destello” debido al brillo especial que adquiere cuando se glasean. En nuestro país es conocido con nombres como “pepito” o petisús, y  tradicionalmente estaba relleno de crema pastelera, de chocolate o café, y con una cobertura final de brillante glaseado de alguno de estos tres sabores. Os juro que comerte uno es la viva descripción de la felicidad. 

Este dulce de la aristocracia europea del siglo XIX se reinventa con todo el glamour, la sofisticación y la belleza de la pastelería creativa, en la que Victoria’s Cakes es todo un referente. Las innumerables posibilidades creativas de los éclairs se presentan con rellenos de cremas de infinitos sabores y coberturas con un glaseado brillante y colorido, salpicado de frutas naturales, petazetas de chocolate, perlas doradas o crispys y liofilizados… Todo elaborado sin colorantes y con productos naturales de primera calidad. 

Qué delicia y cómo disfruté probando maravillas para el paladar como éclair de chocolate blanco con pistacho y frambuesa, de vainilla Bourbon y nueces de macadamia caramelizadas, de plátano con crema de dulce de leche y trocitos de caramelo-toffee, espolvoreado con polvo de oro, de chocolate relleno de cremoso praliné de avellanas, de fruta de la pasión y chocolate negro con explosión de pasión, de tres frambuesas, de chocolate negro y crocanti de almendra, de speculoos y vainilla Bourbon, de delicia de naranja y chocolate, de limón y crema de frambuesay de turrón. 

Y la respuesta es sí. ¡Los probé todos! Os recomiendo una merienda en su preciosa cafetería con un buen capuccino y una de estas obras de arte buenísimas.

4. Ver 'Stars Wars: El Despertar de la Fuerza'.


Yo confieso... que nunca había visto ni una película de Star Wars. De hecho, no me gusta este tipo de cine. Pero me invitaron al preestreno en España y más que por mí, acompañé a mi marido que es un buen seguidor de la saga. 

La vimos en 3D y a las 00.00h. Ya os podéis imaginar a la hora que salimos del cine. De la peli no os puedo dar una opinión muy objetiva, pero según mi marido, está bien. Lo mejor fue ver a los mega fans caracterizados como los personajes de la peli y aplaudiendo como locos en cada escena.   

5. Comerte un bocadillo y una copa de champanillo rosado en 'Can Paixano'.


Situado en el corazón del barrio antiguo de pescadores de la Barceloneta, Can Paixano es un lugar ideal como punto de partida para diferentes recorridos turísticos por mi ciudad. Es una típica tasca antigua en la que comerte riquísimos bocadillos acompañados de una (o dos) copitas de su champán rosado. Súper típico.

Eso sí, es un lugar al que os recomiendo no ir muy puestas porque lo mínimo que os puede pasar es que acabéis con una copa por encima. Pero precisamente, ahí radica también su encanto. No hay mesas, sólo una barra y todo el mundo está de pie. Siempre está llenísimo y me encanta ir con mi madre y sus amigas a merendar/cenar. También sirven tapitas de queso, jamón, croquetas, aceitunas... Visita obligada.

6. Dedicarte una sesión de belleza capilar en Montibello.


Me encanta llevar el pelo largo pero, a veces, resulta complicado cuidarlo como se merece. Además, desde que me hice las mechas californianas mi pelo se ha resentido mucho. Pero nada como ponerme en las manos de los profesionales de Montibello en el centro de belleza que tienen en la calle Gerona para que eso cambie. 

Antes de las fiestas puse a punto a mi cabello con un arreglo del color (mis californianas estaban muy descuidadas) y un tratamiento de nutrición e hidratación máxima. El resultado fue espectacular y mi pelo volvió a recuperar un aspecto sano y bonito. Los productos de Montibello de cosmética para la piel están entre mis favoritos, pero los del cuidado del cabello no se quedan atrás. Súper recomendables.

7. Marcarte un 'Sing Along' con 'Sonrisas y Lágrimas'. 


¿Conocéis esta modalidad entre cine y karaoke? El Sing Along es tal cual esto que os acabo de mencionar, cine musical en el que el público no está en silencio sentado, sino que se levanta para cantar y bailar las canciones de películas tan emblemáticas como Dirty Dancing, Mamma Mía, Grease o Sonrisas y Lágrimas, que fue la que yo vi.

Un plan muy recomendable si sois de los que siempre las canciones de las pelis. Ya os podéis imaginar que yo soy de esas :-) Y bueno, la película es tan entrañable, y tan dulce, que pasamos una tarde de lo más agradable y divertida. Podéis consultar en su web sus próximos pases y ciudades y comprar allí las entradas.

8. Desayunar sin gluten en Jansana Bakery.


Mi compañera María José hace ya un tiempo que no come gluten, por unos problemas estomacales. Así que me pareció una súper buena idea tomarnos un rico desayuno pre navideño en Jansana Bakery (Balmes, 106) antes de ir a la oficina.

Allí todo es gluten free: tartas, pasteles, bocadillos, dulces... María José casi llora al comerse una tartita de manzana después de tanto tiempo sin probar un dulce. A todos los celíacos os recomiendo mucho este lugar que, además, es súper cuco y podréis comeros ricas pastas sin que os siente mal.

9. Conocer lo último de Bioderma, la gama 'Hydrabio'.


Desde que la conocí, Bioderma es otra de mis marcas de cabecera. Soy fan fan fan de sus aguas miscelares y de sus líneas de tratamiento. Antes de las fiestas navideñas pude conocer de primera mano en sus oficinas su nueva gama Hydrabio, para pieles sensibles deshidratadas. A diario, la contaminación, el estrés y el clima perturban la actividad celular de nuestra piel y ya a no sabe generar en profundidad ni retener en superficie el agua indispensable para su equilibrio natural. La piel se deshidrata, provoca malestar, es más sensible y pierde su resplandor.

Con este tratamiento se estimula las capacidades celulares de la piel y se reactiva su proceso natural de hidratación. Estos días, como habéis visto en instagram estoy probando su línea Sebium, especial para pieles mixtas y grasas con imperfecciones y me está dando muy buen resultado, Os recomiendo estos productos y esta marca porque es efectividad 100%.

10. Leer lo último de Suma de Letras


Uno de mis propósitos de 2016 es sacar más ratitos para leer, y nada de en dispositivos; sino como tiene que ser, en libro en papel. Por eso me vino genial este libro, El cordero que conquistó París, que me envió en Navidad la editorial Suma de Letras, y que estoy deseando devorar. El título lo dice todo para engancharme: una de mis ciudades favotitas, París, y un cordero como animal de compañía. Os contaré qué tal pero ya vaticino que me va a encantar.

Como os decía al principio, estos han sido algunos de mis planes navideños pero estos concretamente son atemporales y podéis hacerlos en cualquier momento. Espero que os gusten y os sirvan mis recomendaciones,
Image and video hosting by TinyPic

2 comentarios:

  1. Guapa! Espero que cada vez estés mejor. Qué ilu aparecer en el post! ;) me encantan las propuestas y tomo nota! muas!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a tí, por leer todos mis posts!!! Guapa, más que guapa :-)

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Blogging tips