martes, 12 de abril de 2016

Escapada romántica a la nieve con Pierre Et Vacances


Ahora que ha finalizado la temporada de pistas de nieve, voy a compartir con vosotras mi finde en Andorra con Pierre Et Vacances, para que os lo apuntéis para el próximo año ;-) Ya os he hablado de esta cadena líder en alquiler de apartamentos y resorts repartidos entre España y Francia. El verano pasado estuvimos en uno de sus apartamentos en el complejo Village Club Bonavista (Tarragona), donde pasamos unos días de relax maravilloso en uno de sus fantásticos apartamentos equipadísimos y con piscinas, jacuzzis y un montón de actividades. Os lo conté aquí.

Hace un mes pudimos volver a disfrutar de otra estancia en uno de sus apartamentos, pero esta vez con un cambio de escenario; cambiamos las tumbonas y las piscinas por las montañas y la nieve. Mi marido y yo pasamos un finde genial en uno de los apartamentos que la cadena tiene en El Ransol (a 1,5 km de El Tarter) en Andorra.

El apartamento en el que estuvimos era de sueño. Con cocina con nevera, lavavajillas, microondas, tostadora, cafetera, horno, cubertería, vajilla, cristalería, ollas y sartenes... absolutamente todo lo necesario para cocinar y comer en el apartamento. Es ideal porque podéis llevaros comida y todo lo necesario para desayunar, comer o cenar y así ahorraros esa parte en vuestra estancia en Andorra.

Otra de las cosas que me encantó del apartamento es que tenía el parking dentro, con lo que no era necesario salir a la calle cuando dejas el coche, sino que coges el ascensor y ya sales directamente a la puerta del apartamento.

Pero lo que más me enamoró fue la súper terraza con súper vistas a las montañas nevadas. Hasta había nieve en el suelo.Tanto el comedor como la habitación tenía salida allí. Y con el espléndido tiempo de sol que hizo, era una gozada desayunar (eso sí, tapados con una mantita) con esas vistazas. Más romántico imposible.

También, otra de las cosas súper importantes para mí, por las que me encantan los apartamentos de Pierre Et Vacances, es que son pet friendly; es decir, que los peluditos son bienvenidos, así que os podéis llevar a vuestra mascota con vosotros. A mi ya sabéis que con esto me tienen ganada :-)

Andorra es un país pequeño pero con su encanto, sobre todo para los amantes de la nieve. Y no digo del ski, porque mi marido y yo no skiamos, no es algo que nos haya llamado nunca la atención, ni a uno ni a otro, Obviamente no sabemos skiar y no lo hemos hecho nunca, pero hay muchas otras alternativas para disfrutar de Andorra y de la nieve.

Nuestro fin de semana se basó en dos aspectos. Por un lado, descansar y relajarnos en Caldea Inúu, un súper balneario lúdico y termal con un montón de espacios para desestresarnos (piscinas termales, jacuzzis, camas de burbujas, saunas, hammam, baños romanos, duchas de hielo, restaurantes...). Está Caldea propiamente y luego Caldea Inúu. Nosotros pasamos toda una tarde en este último, porque está más dirigido a parejas (no permiten la entrada de niños, que sí en Caldea). Me encantó su piscina caliente y jacuzzi exterior, con vistas a las montañas. En algunas zonas, el techo está acristalado con lo que ves el cielo mientras te arrugas como una pasa :-) También en esta zona hay un bar restaurante con parte interior y parte exterior en el que podéis tomar un rico zumo de frutas naturales para refrescaros, comer o cenar en bañador. Por la noche, las piscinas se iluminan de colores y es realmente bonito. Os confieso que pasamos allí como 5 horas y salimos nuevitos. Otra de las cosas que me gustó mucho fueron los vestuarios. Cuando llegas te dan un albornoz, unas zapatillas y una toalla. En el vestuario tienes una taquilla que va con una pulsera, con lo que no tienes que preocuparte por dónde meter la llave. Y lo mejor, hay duchas con champú, suavizante y tocadores body milk, colonia, secadorer de pelo profesionales, planchas de pelo... una gozada, la verdad.

Y por otro lado, aprovechamos para disfrutar de la nieve, pero como os decía, no skiando, sino realizando otras actividades en la nieve. Nos lo pasamos genial en Grandvalira recorriendo las montañas de Grau Roig en motonieve. Conducir la moto no tiene mucha complicación, sólo hay que tener en cuenta que en las curvas hay que ladearse de la moto. Fue una mañana divertidísima en la que disfrutamos muchísimo del paisaje y la naturaleza. Es cero peligroso y vas acompañado de guías que te van indicando el camino y vigilando que no te pase nada.

Otra de las actividades que suele hacerse en Andorra es ir de shopping, pero con el spa y la nieve ya no nos dio tiempo a más, así que tendrá que ser en otra ocasión ;-) Fue un fin de semana maravilloso y os recomiendo (eso sí, ya el año que viene) una escapada así.

Image and video hosting by TinyPic

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Blogging tips