lunes, 19 de septiembre de 2016

14 lugares románticos para la pedida de mano


Y que vaya por delante que mi pedida de mano fue en casa, por la noche y en pijama. Y fue genial. A veces creo que hay cosas que se nos van de las manos. Me da mucha tristeza ver cómo una boda se convierte en una carrera de fondo, en una competición para ver quién tiene el vestido más de moda y del diseñador más in del momento; a ver quién tiene más detalles, a ver quién tiene el anillo más grande y más brillante (y más caro), a ver quién saca su boda en el Vogue y, por supuesto, a ver quién tiene la pedida de mano más de cine. Y todo pasado por Instagram, claro. El otro día lo hablaba con dos amigas, de cómo hemos llegado a ver en las redes sociales pedidas de mano "preparadas", porque claro, una pedida de mano en casa, en pijama... no es instagrameable y no vende el glamour con el que algunas parece que no saben vivir. Y por eso se inventan otra vida, y lo que es más triste, se inventan cosas tan personales, como es una pedida de mano. Qué pena, de verdad.

Mi marido y yo decidimos casarnos porque ya llevábamos mucho tiempo juntos y quisimos formalizar la relación, por si a alguno de los dos nos pasaba algo algún día. Sí, sí, así de romántico. Con lo que a mi ni me pilló por sorpresa, ni sonaron violines, ni lanzaron fuegos artificiales. Y no puse foto en Instagram (tampoco tenía en aquella época creo). Inventarse una realidad porque la que tienes no es la más impactante visualmente, me parece lamentable. De verdad. A veces lo pienso, no es la primera vez que lo digo, cuánto daño nos estarán haciendo las redes sociales. Me lo decía una compañera el otro día, que cuando eres una bride to be y vas viendo todo lo que tienen o van haciendo el resto de novias que se casan antes que tu, te crean una ansiedad, en plan, "yo también necesito esto o aquello". Y antes no lo veías, pero hoy, entre Instagram, Facebook, Snapchat... hoy eres una futura novia expuesta a millones de impactos al día. Pero como os decía, cuidado, porque no es oro todo lo que reluce, y, como os decía también, a veces la realidad se "coloca" para la foto de Instagram.

También conozco novias que han tenido pedidas de mano "verdaderas" en lugares preciosos y súper románticos. Porque en ningún momento estoy diciendo que no pueda ser así; lo único que digo es que, si no lo es, no pasa nada. Que nadie se traume.

Hoy os voy a enseñar mis 10 ciudades y lugares románticos para una pedida de mano. Son quizás bastante típicos pero prometo otro post con otros lugares menos "usados" y otro con lugares o situaciones de pedida más originales. Y por supuesto, que no hace falta coger un avión y plantarse allí para pedir la mano, ni tampoco, si vuestra pedida no es en alguno de ellos, frustraros y deprimiros como si vuestra boda ya no estuviera a la altura. Eso son chorradas, en serio. Aquí van.

1. El Empire State en Nueva York.


Nueva York es una (por no decir la más) de mis ciudades favoritas en el mundo. La voy a repetir más veces en esta lista pero realmente cualquier lugar, cualquier esquina de esta ciudad es un potencial escenario para una pedida de mano. Pero sin duda, la cima del Empire State, es uno de lo más románticos. Como en la película Algo Para Recordar (Sleepless In Seattle), en la que Tom Hanks y Meg Ryan se encuentran en su escena final, el día de los enamorados. Un lugar emblemático con Nueva York a vuestros pies como testigo.

2. El London Eye en Londres.


Si no os mareáis ni tenéis miedo a las alturas, un romántico paseo en la noria más famosa del mundo es una ocasión perfecta para declararse. Por la noche, con Londres iluminada, es una de mis vistas favoritas de la ciudad.

3. El cartel Welcome de Las Vegas.


Recuerdo con tanto cariño nuestro viaje por la Costa Oeste de EE.UU.... Una de nuestras paradas fue Las Vegas y nos fascinó. Mi marido y yo habíamos fantaseado con casarnos (por aquella época aún no lo estábamos) en esta neónica ciudad, vestidos de Elvis y Marilyn :-) Aunque al final no lo hicimos, pero es algo que no descarto para una próxima ocasión. Recordad por eso que el matrimonio sólo es válido dentro del estado de Nevada. Aún así, una pedida bajo el icónico cartel luminoso del Welcome to Fabulous Las Vegas, me encanta.

4. La Torre Eiffel en París.


Pues sí, no hay nada más típico que una pedida de mano bajo la Torre Eiffel, en París. Pero no por ello vamos a dejar de contemplar esta opción. París es una ciudad mágica. Hace años que la visitamos y no veo el momento de volver. Tanto de día, como de noche, es un lugar perfecto para declararse.

5. Los canales de Venecia.


Otro topicazo pero ¿hay algo más romántico que un paseo en góndola por los canales? Cuando viajamos a la ciudad del agua no nos dio tiempo a pasear en góndola. Otro de los pendientes para la próxima vez. Creo que vamos a necesitar otra vida para todos los viajes que queremos hacer y repetir :-)

6. La Fontana Di Trevi en Roma.


Roma es la ciudad de las fuentes y esta es una de mis favoritas. Recuerdo que la segunda vez que visité esta maravillosa ciudad, con mi marido, nos alojamos en el hotel que está justo dentro de la plaza, y tuvimos el gran privilegio de ver la Fontana Di Trevi vacía, sin ningún turista. ¿Os lo imagináis? Os recomiendo ir a primerísima hora de la mañana o de madrugada, para no encontraros a nadie. Si no, la fuente está colapsada durante todo el día.

7. La pista de patinaje del Rockefeller Center en Nueva York.


Y volvemos a Nueva York. Si la ciudad es bonita en las estaciones más soleadas, con frío es igual de encantadora. El año pasado pude ver esta imagen de la foto y, si vais a pasar un otoño o invierno en Nueva York, no descartéis una pedida en medio de la pista de patinaje sobre hielo del Rockefeller Center, con el gigantesco árbol de Navidad.

8. El puente de Carlo en Praha.


¿Qué tendrán los puentes? Uno de los primeros viajes que mi marido y yo hicimos juntos fue a la República Checa. Visitamos algunas ciudades, entre ellas Praha, y nos fascinó. Si no habéis estado os la recomiendo muy mucho. Es como estar caminando dentro de un cuento. El Puente de Carlo al amanecer o al atardecer es mis lugares especiales. ¿Os visualizáis en este lugar en vuestra pedida?

9. El balcón de Julietta en Verona.


Una de las ciudades en mi lista de "pendientes". Verona quizás no se encuentre en esa lista de ciudades más románticas de mundo, pero el famoso balcón de Julietta es, sin duda, una opción súper romántica para pedirle matrimonio a vuestro amor.

10. La plaza de Michelangelo, en Florencia.


La primera vez que pisé la ciudad de las cúpulas yo tenia 15 años y me dejó absolutamente fascinada. Este año, en un viaje por La Toscana, pude volver a recorrer sus calles con mi marido y volvió a enamorarme como hace veinte años. Uno de los lugares más bonitos, y más románticos es el mirador de la ciudad desde la plaza de Michelangelo, con unas vistazas de ensueño a Florencia. Es otro de mis lugares favoritos para declararse amor eterno.

11. El Taj Mahal en la India.


Otro de mis viajes pendientes es La India. Me cautiva ese país, y espero poder visitarlo algún día. Más que religiosa, soy una persona muy espiritual y, si es vuestro caso también, no me imagino mejor pedida de mano que frente al imponente Taj Mahal. Me alucina este lugar.

12. El puente de Brooklyn.


Y nuevamente, Nueva York. Por la noche, en el famoso puente de Brooklyn, con la ciudad iluminada, con unas súper vistas maravillosas al sky line de la ciudad. Romanticismo en estado puro.

13. El Cristo del Corcovado en Brasil.


No soy creyente, pero esta figura del Cristo más famoso del mundo me encandila. Brasil también me espera y desearía no tardar mucho en visitarla. Este lugar, con esas espectaculares vistas a Río de Janeiro, bien merece una declaración de amor.

14. El Golden Gate en San Francisco.


También de mis ciudades favoritas del mundo es San Francisco. Fue otra de las paradas obligadas en nuestra ruta por la Costa Oeste de EE.UU. y nos enamoró por completo, pese al frío en pleno agosto. Todavía recuerdo cuando llegamos al Golden Gate, tardé un rato en cerrar la boca de lo que me impresionó. En el mundo existen puentes maravillosos, históricos, preciosos y especiales para pedir la mano. Creo que hasta podría hacer un post propio con los puentes más bonitos del mundo para una pedida de matrimonio. Creo que lo haré, aunque aquí ya tenéis algunos ;-)
Image and video hosting by TinyPic

2 comentarios:

  1. Bravo por tu post. Totalmente de acuerdo!!! El daño que están haciendo las redes sociales! Lo peor de todo es que ese postureo innecesario que llevan algunas y algunos hace mucho daño en esas futuras novias. Ahora solo hacen que competir entre ellas para ver quién monta la boda más original y ser la novia más guapa de la historia y no se dan cuenta de que así se pierde la verdadera esencia de lo que es una boda que, al menos para mi, no es otra cosa que una fiesta del amor.
    Mi pedida fue en París, frente a la Torre Eiffel, un clásico, si, pero hubiese sido igual de bonita en mi casa, en pijama en, incluso, sacando la basura, me hubiese dado igual porque mi marido, simplemente, aprovecho ese viaje para pedirme que me casara con él después de un montón de años diciéndole que yo quería casarme y él no. Al final cedió y lo mejor no fue el lugar, ni si quiera el anillo, que el pobre no lo tuvo acabado a tiempo y tuvo que improvisar, lo mejor es que me dijo que aunque no hubiese cambiado de opinión porque ya no podía querer más, quería verme feliz. Eso hubiese sido igual de especial en París que en la Conchina. Y no, no lo colgué en instagram, porque entonces no existía pero es que hay cosas que son tan importantes que para mi no merecen ni una foto!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario guapa, aunque sea un clásico, una pedida en París es maravillosa, pero desde hace un tiempo veo pedidas de mano falsas, sólo para la foto de instagram y me parece tristísimo. Me alegro que pienses como yo. Te mando un besazo!

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Blogging tips