Una novia sencilla de rosa y labios rojos

jueves, 27 de octubre de 2016

“Mis novias no quieren ir de novia”. Estas son las palabras de Sara García, la diseñadora de la marca Impúribus. Lo tiene claro. Y a mi me parece estupendo que alguien decida un día hacer un tipo de moda nupcial que se salga de lo convencional, que aunque no vaya a tener una distribución masiva, no le importe y se preocupe por esas novias, porque haberlas, haylas, que quieren vestir diferente el día de su boda.
La novia que acude Impúribus, no   busca   un   vestido tradicional ni exagerado, sino que ansía un diseño sencillo que a la vez sea  original. Atemporalidad, minimalismo,  diferenciación...  Valores  que  se  hacen  realidad  a  través de líneas depuradas, creatividad, tejidos clásicos de la más alta calidad y  la  atención  por  los  detalles.

Esta novia con vestido rosa de la marca me ha enamorado. Es un vestido muy sencillo pero muy especial, con manga tres cuartos con botones y un escote precioso en pico en la espalda. El peinado, con esta trenza desenfadada, lo encuentro maravilloso, con ese semitocado tocado, y los zapatos dorados de pulsera muy indicados. Y por si fuera poco, el ramo silvestre, que creo que le va perfecto al conjunto. El maquillaje es marcado, y eso me gusta, con un ahumado en los ojos y, arriesgando, unos labios rojos. Me gusta. No entiendo eso de "si llevas pintados los ojos no te pintes los labios". ¿Por qué? A mi me gusta un ojo marcado y un labio que resalte, a la vez, todo. Y más si un vestido es sencillo. Como este, sencillo pero especial. ¿Os gusta? A mi sí. Se ha notado, ¿no? ;-)

---
*Créditos
Fotografía - Emotion & Motion
Vestido - Impúribus
Maquillaje - Gemma García
Tocados - Rebull Design
Zapatos - Just Ene
Ramo de flores - Flores en el Columpio
Modelo - María Camago
Localización - Finca El molino amarillo
Asistente de vestuario - Cristina Sánchez

Image and video hosting by TinyPic

0 comentarios:

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Back to Top