Relax urbano en 'Le Pool' de Melià Barcelona Sky

viernes, 11 de agosto de 2017

Ya casi ni me acuerdo de la última vez que hice vacaciones en agosto. Realmente, desde que trabajo como freelance (muchas me entendéis), nunca he vuelto a tener unas vacaciones tradicionales. Las tres semanas de rigor sin hacer nada de trabajo. Pero no me importa, porque para mí el cambio ha supuesto muchas más ventajas que inconvenientes. Es verdad que siempre estoy trabajando, pero también es verdad que por mi tipo de trabajo puedo trabajar en cualquier parte del mundo donde tenga un enchufe y una conexión a internet.

Así que, desde hace unos años, mis "vacaciones" las adapto a las de mi marido, que tampoco las tiene al modo tradicional. Yo estoy encantada, también os lo digo. Poder viajar fuera de temporada es un lujo y también una suerte, por todas las ventajas que conlleva. Principalmente porque es más barato y porque está menos masificado. En junio viajamos a Grecia (os lo contaré) y en octubre seguramente pondremos rumbo a un nuevo (o nuevos) destino.

No os negaré que es duro abrir este mes Instagram y ver a todo el mundo por ahí de vacaciones; pero también es verdad que me encanta la ciudad en agosto. Está desierta, con menos coches, menos colas en los supermercados y las tiendas, menos gente en bares y restaurantes (los que no son turísticos)... la ciudad durante este mes es muy tranquila y, además, existen un montón de opciones para mitigar el calor y disfrutar del verano y de las 'no vacaciones'.

Uno de mis planes favoritos es ir a los roof tops o pool clubs de los hoteles a darme un chapuzón mientras me relajo en la tumbona tomándome un rico cóctel y picando algo. Para los y las que estéis como yo, de verano en la ciudad, os recomiendo Le Pool, en el hotel Meilà Barcelona Sky (C/ de Pere IV, Barcelona), una exclusiva zona con terraza y piscina en la sexta planta de uno de los rascacielos más vanguardistas y emblemáticos de la ciudad, donde disfrutar de vistas privilegiadas, escuchar buena música, tomar ricos cócteles y comer deliciosa comida.

Os aconsejo pedir las croquetas y también el pulpo. Como anécdota, para que veáis lo top que es el lugar, deciros que el chef nos hizo especialmente para nosotros, en el momento, un postre buenísimo, una sopa fría de mandarina con crumble de almendra y chocolate y pomelo. Delicioso.

Podéis pasar un día estupendo en la piscina, tomando el sol, con refrescantes bañitos, leer, desconectar, comer, tomar un rico café frappé, picar algo para merendar y terminar con su carta de coctelería. Podéis ir aunque no estéis alojados en el hotel. Lo vais a disfrutar, os lo aseguro.

Image and video hosting by TinyPic

0 comentarios:

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Back to Top