Experiencia #HAPPINESS en BCN Urban Hotels Gran Rosellón

jueves, 7 de septiembre de 2017

¿Qué es la felicidad? Cuando alguien me ha preguntado alguna vez que qué me hace feliz, lo tengo clarísimo. Las pequeñas cosas de la vida, aquellas que seguramente no son las más caras ni las más grandes. Para mí, la felicidad es levantarte por la mañana, que luzca el sol, desayunar tranquilamente, dar un paseo, tomarme un vermout con mi marido, darme un baño con vistas y comer una rica paella, una pequeña siesta y ver ponerse el sol.

Este verano, como ya viene siendo habitual, lo he pasado en la ciudad. Trabajando, sí, pero también disfrutando de esas pequeñas cosas de las que os hablaba. Uno de esos planes de mi verano en la city fue pasar el día el un hotel, el BCN Urban Hotels Gran Rosellón y vivir su experiencia #Happiness. Si venís de visita y buscáis un hotel en Barcelona os recomiendo este, por varios motivos: está súper céntrico y cerca de muchas de las zonas y lugares imprescindibles a visitar de la ciudad condal; las instalaciones son muy confortables, ideales para relajarse y descansar después de una jornada de turismo por Barcelona; su comida es deliciosa y el personal es súper atento, amable y servicial (que diréis, pues lo que tiene que ser; y yo os digo que no siempre es así). 

Pero claro, si ya vivimos en Barcelona es como difícil que pensemos en un hotel como lugar para ir, ya que no nos vamos a alojar. Esto ha cambiado desde hace unos años. Yo lo descubrí en Nueva York, donde uno de los planes más cool es tomarte una copa en los roof tops (terrazas) de los hoteles, muchos hoteles con encanto, con vistas a la ciudad. Aquí lo he incorporado también y os lo recomiendo, os animo a pasar una mañana o una tarde tomando un aperitivo o un rico cóctel, al aire libre, disfrutando de un domingo slow

Lo que más me gusta de este hotel, a parte de todo lo que ya os he dicho, es su terraza en la azotea. Además de tener vistazas de casi 360º a la ciudad y servicio de camarero, tiene una piscina de agua salada con cascada desde la que puedes admirar Barcelona mientras te relajas tomando algo en buena compañía. Una gozada.

Otro de mis gratos descubrimientos fue su restaurante y os lo tengo que contar. El hotel tiene una carta rica y variada pero, además, ofrece un menú diario de lunes a domingo con un precio de 14,50 euros que consta de: 5 tapas para compartir, una paella para dos, postre, café y bebida. En las fotos podréis ver qué pintaza todo y os puedo decir que estaba todo delicioso. La relación calidad precio es buenísima. Ahora en septiembre es una opción muy recomendable para superar el síndrome post vacacional. Os acordaréis de mí. 

Image and video hosting by TinyPic

0 comentarios:

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Back to Top