Las mejores hamburguesas en Goiko Grill

lunes, 2 de octubre de 2017

Desde hace unos meses estoy intentando controlar mi alimentación y comer más sano. Este verano empecé a encontrarme mal cuando comía. En concreto fueron un par de meses. Así que, hasta que el médico me diagnostique, decidí intentar comer sin gluten y sin lactosa. Os tengo que decir que me encuentro mucho mejor y que mis digestiones cuando como alimentos sin estos componentes son mucho más fáciles y ligeras. Ahora, siempre os lo digo; un capricho nos lo podemos dar de vez en cuando, sobre todo ahora que los locales cada vez son más conscientes (aunque no todo lo que debieran) de que cada vez más existen más personas intolerantes que quieren comer lo que les apetece.

Muchas veces mis amigos, como dicen que yo me muevo mucho, me preguntan por restaurantes, cafeterías, bares de copas... sitios chulos a los que ir. Y a mí, que me encanta descubrir lugares nuevos, me gusta poder ayudarles. También desde aquí, a todo el que me lea. Yo soy mucho de buscar recomendaciones por la red; devoro los blogs de planes y estilo de vida, me guardo todas sus recomendaciones y también las llevo a cabo. Tanto en páginas como en redes sociales. Para los que dicen que no sirven, os equivocáis. Muchos dirán que quizás las opiniones no son sinceras y a mi me molesta. Porque sólo tenéis que comprobarlo y con no volver, resuelto el problema. También es cierto que, lo que a uno le gusta, a otro le desagrada; y no quiere decir ni que sea malo ni que no sirva. Simplemente que las expectativas y los gustos de cada uno son eso, algo intangible que no se puede medir.

También os digo que cuando mucha gente habla bien de un lugar, es por algo. Esto me ocurrió con Goiko Grill, una hamburguesería gourmet que nació en Madrid y que ya cuenta con presencia en varias ciudades de España. En Barcelona aterrizó en agosto (Paseo San Juan, 58) y hace un mes inauguró su segundo local (Aribau, 113). Detrás de esta expansión hay una historia preciosa de trabajo duro, de valentía, de ilusión (ya sabéis que yo soy periodista y me encantan estas historias, casi tanto como comer ;-)). Andoni Goicoechea, venezolano de ascendencia vasca, llegó a Madrid para ejercer como médico interno residente de geriatría en el Hospital de La Paz. El destino (en el que tanto creo) le llevó a colgar la bata y embarcarse en un proyecto complicado, en plena crisis. No fue nada fácil, pero el que la sigue la consigue y hoy, gracias al esfuerzo y al buen trabajo, Goiko Grill es un referente en hamburguesas en España.

Su lema es ofrecer la mejor materia prima, las mejores hamburguesas, con un toque sofisticado, junto a la mejor atención al cliente. Calidad, eficiencia y buen rollo. Y os aseguro que es cierto. Las hamburguesas están buenísimas y podéis escoger entre su amplia variedad de elaboraciones (con guacamole, queso de cabra, cebolla caramelizada, plátano, jalapeños, espinacas, bacon, huevo...) o diseñarla a vuestro gusto, escogiendo una de base y quitándole y/o poniéndole otros ingredientes. Todas vienen con patatas en tacos; buenísimas. 

También tenéis entrantes, como ensaladas, aros de cebolla, tequeños, quesadillas, nachos... aunque ya os aviso que las raciones son grandes y que, si os pasa como a mí y enseguida os llenáis, os recomiendo pedir con cuidado. A mi no hay cosa que más rabia me dé que dejarme comida. La verdad es que me hubiera encantado pedir de todo, pero os aseguro que con una hamburguesa tuve más que suficiente. La próxima vez creo que compartiré una con mi acompañante y pediré algún entrante, que os aseguro que por lo que vi en las mesas de la lado, tenían pintaza. Y no os podéis olvidar de los postres. Tenéis que dejar espacio para probar alguna de sus especialidades dulces. A mi me costó, pero no pude resistirme. Para beber tenéis de todo: limonada fresca, batidos riquísimos, cócteles... y las bebidas tradicionales. Echad un vistazo a la carta, aquí.

Como os decía, si tenéis algún tipo de intolerancia, contáis con opciones para disfrutar también de su comida. Sólo tenéis que preguntar y sus amables empleados os aconsejarán. A todos los clientes. Su personal es de lo más entregado. Os aconsejarán y os recomendarán. Recuerdo a la persona que nos atendió como, con una tablet, nos enseñaba los diferentes puntos de cocción de la carne, para que viéramos el significado real del 'muy hecho', 'poco hecho', 'al punto'... También os contaré que, yo que soy muy observadora (deformación profesional), en la mesa de al lado se equivocaron a la hora de ordenar un pedido y trajeron la hamburguesa que no era. Recuerdo a la camarera súper preocupada disculpándose con el cliente, mientras éste le decía que no importaba, que la que le habían traído también le gustaba y se la comería. Pero no; la camarera se la llevó, le trajo la correcta y, además, un entrante gratuito, a modo de disculpa. Esto es lo que yo busco cuando voy a un restaurante. 

Los precios son muy asequibles y, además, tienen un menú del día, de lunes a viernes por 11,50 euros que se compone por la hamburguesa del día (con sus patatas), bebida, postre o café. También quería deciros que los locales son bonitos y agradables y que están preparados, con tronas especiales, para ir con vuestros bebés o niños (tienen hamburguesas específicas para los peques).

Espero que os sirva mi experiencia y os invito a comprobarla. Estoy segura de que os va a gustar.


Image and video hosting by TinyPic

1 comentario:

Con la tecnología de Blogger.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Back to Top