4 restaurantes imprescindibles en Madrid

By Sonia Martínez - 21:02


No es un secreto que me encanta comer y que disfruto haciéndolo en todas sus variedades: desayunos, brunchs, tapeos, comidas, meriendas, cenas... y así es bucle ;-) Una de las cosas que más, más, más me gusta e el mundo es compartir mesa con un amigo, amiga o varios y contarnos las penas y/o las alegrías mientras compartimos cosas ricas acompañadas de una copa de vino. Siempre llegando a las risas de llorar. La vida es eso, en serio.

Algo que me encanta de las redes sociales es descubrir nuevos lugares para ir a comer, en diferentes ciudades, y, sobre todo, en la mía propia. Aquí os dejo algunos de mis restaurantes favoritos en Barcelona. Gracias al #CosmetikTrip13, pude incorporar a la lista cuatro restaurantes más, esta vez en Madrid, que os quiero recomendar porque me encantaron. Os cuento por qué.


1. La Cocina de San Antón

Me gustan los lugares multiespacios como La Cocina de San Antón, un restaurante con terraza súper agradable situado en la azotea del madrileño Mercado de San Antón, en el pintoresco barrio de Chueca. Su cocina es típica española, con matices internacionales y con una amplia carta de cócteles.

El espacio se divide en cuatro ambientes: una zona chill in para una buen picoteo; el restaurante interior, para comer o cenar; una zona chill out 'El Cielo de San Antón', para tomar un cóctel, un vinito y unas tapitas y 'El Invernadero de San Antón”, un restaurante abierto. Además, una de las opciones que me encantó es que puedes comprar en los puestos del mercado y allí te lo cocinan al momento y a tu gusto.

C/ de Augusto Figueroa, 24.



2. Tatel


Este restaurante lo tenía fichadísimo por Instagram y tenía muchísimas ganas de conocerlo. Tatel se ha convertido en poco tiempo en uno de los restaurantes más in de la capital, un espacio chulísimo en pleno barrio de Salamanca y muy sofisticado, con una estética inspirada en la clandestinidad de los locales de 'La Prohibición de los Años 20', con cocina española actual de autor con toques creativos  (jamón, quesos, tortillas, pastas, arroces, guisos nacionales, carnes a la parrilla, pescados frescos, postres caseros...), coctelería y música en directo.

La sala se divide en dos espacios: el lounge y el comedor, unidos por el escenario musical central, con actuaciones en directo de vocalistas y percusionistas. Os lo recomiendo para una velada especial.

Paseo de la Castellana, 36.



3. Hielo y Carbón - Hyatt Centric Gran Via Madrid

Si os gustan los restaurantes con vistas a zonas emblemáticas y, como en mi caso, consideráis que eso es un plus, tenéis que ir al Hielo y Carbón, el restaurante del hotel Hyatt Centric Gran Vía, ubicado en un espléndido edificio art-decó de 1920, en pleno corazón de Madrid. Un restaurante elegante y diáfano situado en el primer piso, donde podrás disfrutar de una comida con vistas a la calle más famosa de la capital, y hacer un break en tu ruta por el centro de Madrid.

La apuesta del Hielo y Carbón es mezclar la cocina peruana y española. Su 'Crudo Bar' sirve los ceviches más ricos y su cocina de carbón caliente despacha las carnes locales más sabrosas. Todo bien maridado gracias a su 'Gintonería', donde encontrar una infinita variedad de gin & tonics y cócteles de autor. Os recomiendo ir a hacer el brunch (todos los domingo de 13 a 16) porque la calidad/cantidad - precio, sumado al espacio es TOP. Tenéis de todo, hasta ostras, y cócteles riquísimos. Además, los suelen amenizar con música en directo. ¿Qué mas se puede pedir?

Gran Vía, 31.


4. Fellina

No os miento si os digo que me habían recomendado este restaurante por activa y por pasiva. Recuerdo que me decían: "es uno de los mejores italianos que vas a probar". Y no me engañaron. Fellina es un italiano buenísimo y muy cuco situado en el barrio de Chamberí. Está justo delante de otro del mismo grupo, El Columpio, del que también me han contado maravillas y que espero poder conocer pronto.

El lugar es de lo más pintoresco, y a mi me recordó muchísimo a mi viaje por la Toscana hace unos años; pero es que, además, la comida es... ¡riquísima! La propuesta de Fellina se basa en una cocina tradicional italiana. Platos sencillos pero con buena materia prima (ellos mismos elaboran toda la pasta) y grandes raciones, ideal para compartir. En la carta vas a encontrar los famosos antipasti con variedad de embutidos italianos, provolone, carpaccios, verduras y huevos camperos con trufa, ensaldas de pulpo o burrata, focaccias y distintos tipos de panes. También encuentras variedades en carne y pescado, siempre con un toque tradicional italiano. Si os gusta la trufa, no os la perdáis en pastas y pizzas. Bueno, y si sois fans del tiramisú, como yo, os chiflará el de Fellina, servido dentro de una cafetera tradicional italiana. Lo más. El precio está realmente bien, relación calidad y ambiente y, algo que para mí es un súper plus, es pet frienly y los peluditos son más que bienvenidos. Creo que ya es uno de mis favoritos en Madrid.

C/ Caracas 21.


Fotos Bretodo

  • Share:

You Might Also Like

0 comentarios